Comparten mi camino...

31 agosto 2010

23 Maestros de Corazón

Bueno, aquí les presento un pequeño extracto del libro: 23 MAESTROS DE CORAZÓN, por Carlos Gonzalez Perez; lo terminé de leer y realmente es apasionante el tema, hace tiempo estoy buscando nuevas formas de educar a nuestros hijos, este es mi ideal, ojalá no pasé mucho tiempo para que nuevas generaciones puedan participar de una educación como ésta, para muchos quizás les parezca raro o hasta idílico pero yo no lo creo...

Don José Luis, ¿qué requisitos son necesarios para ser un buen maestro?- pregunta TT, con sincera curiosidad, y tal vez, con el grato recuerdo de algún profesor en su corazón. 

Desde mi ahora, veo cinco ingredientes fundamentales en mi receta del maestro integral:
En primer lugar, amarse a sí mismo. No se puede ayudar a otro incondicionalmente sin haber conquistado esta necesidad interior. Tenderíamos, sin ser conscientes de ello, a utilizar al otro para que hiciese la conquista por nosotros; el “victimismo” sería una tentación constante, y tarde o temprano, sentiríamos el mordisco de la decepción, al no poder darnos la otra persona lo que le demandamos.
Segundo: Amar a la vida sin reservas. ¿Cómo puedo preparar para la vida si no la quiero…?.
Sentirla como un misterio a desvelar, como una oportunidad para crear, como un camino hacia el corazón del otro, como un espejo de mi propia belleza interior…
Tercero: Amar también sin reservas a la persona que pretendemos enseñar.
Cuarto: Provocarla. Este paso es imprescindible si queremos ser matrona de los potenciales que encierra el educando – dice esto clavando su mirada en Verchia y sonriéndole.
Quinto: Es el ingrediente que permite integrar todo lo anterior, se llama confianza. 

Esta es la base de la amistad junto con el amor. Un verdadero maestro, es amigo, en su sentido más profundo, de su alumno. Algunos compañeros tienen pavor a emplear esta palabra en el contexto educativo. Para mí, si no se atraviesa este puente, habrá siempre una zanja que impedirá una educación radical, en el sentido bello de la palabra. Este pensamiento camina a la par con la idea de que no se puede enseñar, si a la vez, no se está aprendiendo; lo cual implica ver al educando también como educador, y por lo tanto, como un igual. La amistad puede tomar infinitas expresiones, siempre habrá algunas, que lejos de menoscabar la autoridad del profesor, la reafirme.
- Sus ingredientes parecen muy apetitosos, pero la comida hay que servirla en un plato. 
A mi modo de ver, éste representaría las condiciones sociales en las que hay que aplicar sus ideales de enseñanza. Los oyentes ya saben mi pesimismo en torno a este tema. La sociedad no está por mejorar el sistema educativo, y la clase política es un reflejo de ésta. Para cambiar la situación haría falta transformar la enseñanza, pero esto no se puede hacer sin la fuerza social necesaria, y entramos en un círculo vicioso.

Les dejo el enlace para los que quieren bajarlo y leerlo:


Otro libro que estoy por leer es el de Ana María Gonzales Garza, ella también habla de una nueva orientación en lo educacional, en cuanto haga un resumen lo estaré compartiendo con todos ustedes.Aquí les dejo unas palabras de ella:
El verdadero maestro no enseña; facilita el aprendizaje. Y necesita proyectarse a sí mismo con autenticidad, para que sus alumnos aprendan no de una enseñanza, sino de un testimonio de vida. De ahí que ser maestro signifique salir al encuentro de uno mismo.

En "Educación holística", Ana María González Garza ofrece un testimonio de su vida, una revisión de sus percepciones, conocimientos, experiencias, reflexiones, así como ejercicios encaminados a ayudar a los lectores a descubrir las respuestas a sus propias inquietudes de aprendizaje.
A partir de sus vivencias en el ámbito de la enseñanza, la autora formula una nueva propuesta educativa, basada en una visión holística de la educación, cuyo principal objetivo es favorecer el proceso evolutivo de la conciencia en su tránsito hacia la total liberación, la plena realización y la trascendencia de las barreras que nos impiden despertar a nuestra verdadera esencia. Este enfoque holístico no sólo está dirigido al desarrollo de las inteligencias múltiples -según el análisis de Gardner-, sino fundamentalmente al desarrollo de la inteligencia existencial y de la inteligencia espiritual.

Les dejo el enlace de su página para que la visiten:


2 comentarios:

cuchu dijo...

Muchas gracias... copio el enlace del libro... un buen post.

Un saludo

Anónimo dijo...

creo que es muy interesante