Comparten mi camino...

16 febrero 2011

Hola amigos/@s! bueno, vengo un poco retrasada con el post pero acá estoy devuelta.


Hoy quiero compartir con ustedes un libro que tenía hace tiempo sobre la relación que guardan las dolencias en nuestro cuerpo y su significado más allá de lo convencional, como siempre, saben que le busco un sentido más profundo a todo lo relacionado con nuestra salud. Bueno aquí les dejo el enlace, alojado en 4 shared.

http://www.4shared.com/document/Zzw99Z13/Jacques.html

Un pequeño extracto del libro, elegí el Colesterol

El colesterol está vinculado a la sangre, símbolo de la alegría de vivir.
El colesterol procede de los alimentos. Nuestro organismo lo sintetiza a partir del hígado. Lubrifica mis vasos sanguíneos, alimenta el sistema nervioso y lo mantiene equilibrado. Su función normal es impedir el desgaste prematuro de los vasos sanguíneos por el paso de la sangre, pero si es presente en exceso en el cuerpo, se deposita y reduce progresivamente el diámetro de los vasos sanguíneos. ¿Porqué? Porque ya no tengo alegría de vivir! Para mis adentros, creo que no merezco ser feliz, ser alegre y esta alegría circula mal! Puedo tener una subida de colesterol después de ciertos acontecimientos como, por ejemplo, después de haber tomado la jubilación, porque ya no siento la alegría de vivir que tenía con mis compañeros de trabajo o con la gente que
encontraba en el trabajo. 
Esta subida también se puede dar cuando se ha ido alguien a quien amaba y que me traía alegría en mi vida. Aquí, en lugar de desarrollar una diabetes que es tristeza profunda, mi cuerpo interpretará el suceso más bien como una carencia de alegría de vivir y hará subir el porcentaje de colesterol. También puede suceder lo mismo cuando pierdo a mi animal de compañía y por fin en una situación que puede causar, conscientemente o inconscientemente, que disminuya mi alegría de vivir en mi vida. Puede ser el caso también cuando quiero realizar un proyecto, construir o erigir algo que afecciono especialmente pero no consigo recibir ayuda de nadie. Sólo puedo por lo tanto contar sobre mí y esto me afecta mucho. Si dejo que empeore esta situación, hay riesgo de que algún día tenga un ataque cardíaco. En efecto, si no arreglo la situación que me hace vivir esta carencia de alegría, esto tocará el aspecto de mi vida que es el amor.
Cuando disminuye la alegría, es como si sintiera menos el amor en mí, por esto la carencia de alegría tendrá por efecto afectar mi corazón. La mayoría de colesterol animal (procedente de las carnes y productos lácteos) forma parte de la dieta demasiado rica de los Occidentales. Los alimentos que contienen mucho colesterol representan cierta satisfacción egoísta de mis apetitos. 
Me siento bien, sin pensar un instante que este exceso corre el riesgo de cambiar e incluso destruir mi salud! Es una ilusión creer que doy un gusto a mi cuerpo. Compruebo que me amo de un modo algo demasiado “egoísta o egocéntrico”. Absorbiendo alimentos que contienen demasiado colesterol, reniego de las alegrías de la vida...


Bueno, es todo por hoy, espero les guste el libro y si tienen ganas pueden comentar que les pareció. Un beso grande a todos!
Clau

13 comentarios:

Sony dijo...

hola amiga mia,siempre es interesante pasar a visitarte porque una se va con conocimientos nuevos,por eso no me canso de darte las gracias por tu tiempo y por compartir tu conocimiento.

te dejo muchos abrazos amiga para ti y para tu familia,que pases un bonito dia!!!!!!

Carmen Rosa dijo...

Hola CLAU
Leía tu entrada que me parece muy interesante, me fui a bajar el libro y me quedé tan pegada a su lectura que perdí la noción del tiempo. Siempre me han atraído estos temas primero con Louise Hay, luego con otros autores, pero no conocía este libro de Jacques. El enfoque de la metafísica sobre la enfermedad es algo que tenemos que tomar en cuenta.
Gracias por este importante aporte.
Un beso

Jabo dijo...

Muchas gracias por presentarnos este libro. Parece muy interesante.
Abrazo. Jabo

Clau dijo...

Carmen, como estas? sabes que con el libro me pasó lo mismo que a vos, comencé a leerlo hace un tiempo y me atrapó, si bien conocía otros similares, como el de LA ENFERMEDAD COMO CAMINO, éste en particular me gustó más por la sencillez de las explicaciones y se acerca mucho más a lo que uno en la cotidianeidad puede estar padeciendo. Es un libro para tenerlo en cuenta, como un referente ya que es bueno interactuar dentro de uno mismo entre cuerpo y psiquis.Gracias por tu comentario! un beso randote
Clau

Clau dijo...

Hola Jabo querido! que bueno es verte por aquí... que bueno que te haya gustado la entrada, es como le dije a Carmen, una lectura a tener en cuenta, no está demás y de paso aprendermos de nosotros mismos cuando ciertas dolencias pasan por el cuerpo,mi visión personal es que cuando no podemos resolver ciertas cuestiones personales, el cuerpo "avisa" a través de una dolencia, es importante al menos tenerlo como referente, y así poder entendernos mejor cuando nos pasa algo...
Un abrazo grande Jabo y feliz Domingo!

Clau dijo...

Sony!!! mi amiga almica...jeje gracias por estar presente siempre por aquí... leelo cada tanto cuando tengas algo en el cuerpo, ayuda mucho hacerlo conciente y de esta manera aceleramos el proceso que tiene nuestro cuerpo físico para recuperarse.
Besossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Estrella Altair dijo...

Me encanta tu espacio, por eso me quedé por esa forma de mirar la enfermedad.. y las dolencias como indicativos de algo que hay que escuchar y cambiar en nuestra vida diaria.

Un beso y gracias por tu paso por mi blog, aunque en el que mas publico es el otro en la MiRADA SENCILLA , un beso y volveré..

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

Interesante blog, te felicito

te saludo

desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

Clau dijo...

Gracias Nelson y bienvenido a Esencia...un gusto recibirte en mi espacio, un abrazo y feliz comienzo de semana!

La Triada. dijo...

Hola Claudia, buenísima la visión del colesterol.
Desde niño siempre tuve colesterol y claro estaba que no era de una dieta demasiado rica pero lo de la alegría,eso si que me suena.
Buenísima, me voy a pillar el libro, a ver si lo encuentro por aquí.
Ciao ragatzza, hasta otra.
Marcos.

José Antonio (Joanimiko) dijo...

Hola Clau!! Es incesante lo que se plantea en el libro, pero también es interesante contrastarlo con nuestra vida y nuestras experiencias.
Hoy hablando con un compañero afirmaba que nosotros atraemos a nosotros nuestros miedos, estoy de acuerdo con el. Las inseguridades, los temores, los miedos hacen que atraigamos los miedos y temores…
¿Puede que ocurra algo parecido con las enfermedades?
Por otro lado hice hace ya unas semanas un curso titulado “Focusing”.
La teoría es la siguiente: Si nosotros escuchamos nuestro cuerpo sabremos identificar los problemas ocultos que hay en nuestra vida y que no nos hace crecer. Por ende, cada dolor en el cuerpo es síntoma de un problema no resuelto.

Pues nada, no soy de los que escribo mucho por aquí pero espero que lo poco que he puesto te parezca interesante.

Un fuerte abrazo.

Clau dijo...

Ay amigos...no saben lo feliz que me hacen sentir, de verdad...cada post que hago intento llegar a ustedes y compartir un pedacito de mi vida, y la verdad logran que me emocione porque este blog lo hago desde el corazón pensando en ustedes,ya que,de no estar ustedes, esto no existiría...asi que hoy quise hablarles a todos por igual,mas allá de que tambien saben, me gusta responderles a cada uno :)) GRACIAS...y nos vemos prontito para tranmitirles desde el alma, recuerden que TODOS SOMOS UNO...
los quiero mucho...

Clau dijo...

Hola Jose! que bueno leerte por aquí, me alegro mucho que te haya gustado el libro, y si...tengo que afirmar que el tema de las enfermedades es tal cual, para que la enfermedad se plasme en el cuerpo físico, antes, tuvo que haber algun indicio a nivel emocional...sólo que, por "costumbre" cuando se dan esas señales, no solemos darle la importancia que se merecen...y es por eso que al no tener respuesta, el cuerpo es el ultimo aviso,Claro que hay diferentes causas, de acuerdo a cada individuo y a la experiencia que tiene para procesar esas dolencias en su vida, como ves el tema es para debatirlo largamente...Bueno Jose, me alegró verte por aquí, un abrazo grande y que sigas bien!