Comparten mi camino...

19 septiembre 2011

Mas allá de las Creencias...

Hola queridos amigos y amigas, hoy quiero compartir con ustedes este video de Carlos Gonzales, que se llama; Más allá de las creencias...
Carlos es un profesor de secundaria de física y matemáticas hace ya 24 años de docencia y es autor del libro "23 maestros de corazón", - que en post mas viejitos les he comentado de este libro,y agregándoles el enlace también, por si les interesaba el tema-
En esta oportunidad Carlos, a través de este video, nos va relatando como está la sociedad hoy en día, los miedos, los adolescentes,la escuela, en fin la educación en sí, que últimamente deja mucho que desear...a mi criterio...
Les dejo también su blog para que pasen por allí y vean con más detenimiento de que se trata toda su obra:
www.ladanzadelavida12.blogspot.com

Y aquí el video:
video

7 comentarios:

Nayara Borato dijo...

Olá, desculpe invadir seu espaço assim sem avisar. Meu nome é Nayara e cheguei até vc através do Blog Azues. Bom, tanta ousadia minha é para convidar vc pra seguir um blog do meu amigo Fabrício, que eu acho super interessante, a Narroterapia. Sabe como é, né? Quem escreve precisa de outro alguém do outro lado. Além disso, sinceramente gostei do seu comentário e do comentário de outras pessoas. A Narroterapia está se aprimorando, e com os comentários sinceros podemos nos nortear melhor. Divulgar não é tb nenhuma heresia, haja vista que no meio literário isso faz diferença na distribuição de um livro. Muitos autores divulgam seu trabalho até na televisão. Escrever é possível, divulgar é preciso! (rs) Dei uma linda no seu texto, vou continuar passando por aqui...rs





Narroterapia:

Uma terapia pra quem gosta de escrever. Assim é a narroterapia. São narrativas de fatos e sentimentos. Palavras sem nome, tímidas, nunca saíram de dentro, sempre morreram na garganta. Palavras com almas de puta que pelo menos enrubescem como as prostitutas de Doistoéviski, certamente um alívio para o pensamento, o mais arisco dos animais.



Espero que vc aceite meu convite e siga meu blog, será um prazer ver seu rosto ali.

http://narroterapia.blogspot.com/

Ricardo Miñana dijo...

Interesante video, gracias por compartir.
que tengas una feliz semana.
saludos.

Clau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clau dijo...

Hola Nayara:) gracias por pasar por Despierta, estoy por pasar y ver el blog de Fabricio,lo recomendaremos entre todos,un abrazo y pasa por el blog cuando kieras!

Clau dijo...

Gracias Ricardo por tu mensajito:) que gusto verte por aquí,para vos también que tengas un finde espectacular!

Kyra Gaus dijo...

Hola, Clau
Paso a saludarte y dejarte un grande abrazo en la Luz.
Que tengas un lindo fin de semana
Kyra

@Dew@ dijo...

Decimos los padres que los niños ya no les tienen respeto a los mayores: les contestan mal a padres y profesores, no obedecen, ni siquiera escuchan. La verdad, si nosotros somos cada vez más groseros en nuestro entorno, ¿cómo queremos que sean los chicos? Yo veo que esa mala educación de los adultos se extiende o incluso empeora cuando se trata a los niños: se les habla a gritos, con brusquedad, muchos padres sólo les dirigen la palabra a sus hijos para ordenar o reñir y más aún cuando llega la adolescencia. ¿Cómo queremos que sean ellos?

Nos han dicho que los mimamos demasiado, que hay que ser duros o se nos suben a la chepa. Si nosotros no les tratamos con respeto, ellos harán lo mismo. Si no tratamos con amabilidad al vecino, al otro conductor, ellos copiarán, porque lo copian casi todo. Nuestros niños están creciendo pensando que la grosería es la forma de tratar a los demás, que el amable es inferior y por eso es amable.

Respeto no es miedo, sino lo contrario. Si tratamos a nuestros niños con amabilidad, ellos nos tratarán así, aunque, no lo dudemos, si a su alrededor abunda la grosería, será muy difícli desprenderse de ella.Soy profesional y madre de dos jovencitas,la mayor en sacando su segundo titulo en la Universidad y la menor egresando de su etapa escolar y con metas universitarias.El camino no fue fácil,sin embargo,siempre existió el tiempo para procurarles como padres la comunicación,los valores y principios y la amistad que tenemos en en nuestra familia.Siendo joven aún,no quiero imaginar que les espera a mis hijas cuando sean madres.Hoy los jovenes son involutivos,sin embargo,seamos honestos y consecuentes pata confesar que los padres también hemos equivocado el rumbo.Felicitaciones por tu espacio.